Logo Tecnopolis Blanco

¿Escuchas mal en tu celular? La solución es simple

Si eres de esas personas que puede durar con el mismo celular más de dos años significa que eres cuidadoso y meticuloso en su uso diario. Sin embargo, es posible que notes que la calidad del audio disminuya significativamente con el paso del tiempo. Esto no tiene nada que ver con que hayas fallado en tus hábitos y cuidados, calma. Es algo normal y que muchas veces puede escapar de nuestras manos. Conoce las causas y las formas sencillas de arreglarlo por ti mismo.

Audio de entrada y salida

En todos los celulares tendremos mecanismos de entrada y salida de audio, cada uno tendrá un lugar distinto en el equipo y dependerá del modelo. Para la salida del audio tendremos el Auricular (pegado a nuestra oreja), el parlante, y el Jack 3.5mm o conector de audífonos. Para la entrada, por su parte, tendremos el micrófono principal de llamadas (ubicado en la parte inferior), el micrófono de selfies (normalmente en la parte superior), y el micrófono de cámara trasera (en la parte trasera del equipo.

Es importante saber, que los modelos de celulares son muchos y muy variados. En algunos casos como el Huawei P30 PRO, no tendremos rejilla para el auricular por tener un diseño bien particular. De igual forma en algunos Motorola, tanto el sonido del auricular como el del altavoz son emitidos por el mismo componente, variando únicamente la frecuencia de sonido, con lo cual no tendremos agujero inferior. Y en algunos Samsung, solo contaremos con dos micrófonos ya que usan la combinación de ellos para recibir el audio de entrada según sea el caso.

¿Por qué se ensucian las cavidades del audio?

Las condiciones de uso de cada teléfono variaran dependiendo de cada usuario. El teléfono de un cocinero no es el mismo que el de un carpintero. Un ama de casa no tiene el mismo uso que un herrero, ni un niño de 12 años estará expuesto a las mismas condiciones que una peluquera. Todo esto significa que cada teléfono será más o menos propenso a recibir partículas, suciedad y elementos de obstrucción de forma distinta.

A pesar de esas diferencias, la forma de limitar el audio siempre será la misma: objetos y partículas bloquearan las rejillas y cavidades destinados a producir o recibir el audio.

Las principales causas son:

  • algodón (o pelusa)
  • tierra
  • polvo
  • aserrín
  • grasa
  • sudor
  • cera
  • maquillaje
  • virutas de metal

Estos elementos juntos o de forma individual evitan que las ondas sonoras entren o salgan del dispositivo, dándonos la sensación de que el componente interno que produce o recibe el sonido se ha dañado.

Tú puedes arreglarlo

Normalmente, un usuario promedio sentiría miedo de intervenir su equipo para solucionar un problema. Sin embargo, arreglar este problema es muy simple y puedes hacerlo en casa con muy pocos elementos.

Si partimos sabiendo que el problema es obstrucción, pues la solución es simple: liberemos estos canales. Para ello necesitaras un poco de alcohol isopropílico (100%), un cepillo suave (de dientes o pestañas), una aguja fina, una pinza delgada.

  • Lo primero será apagar totalmente el equipo. Aunque el arreglo no será invasivo, al trabajar con alcohol es mejor evitar que este entre en contacto con algún componente cargado electromagnéticamente en el celular y pueda producirse un cortocircuito.
  • Una vez apagado el celular, mojaremos levemente el cepillo en el alcohol y de forma suave cepillaremos los canales de entrada y salida de audio. Con cada canal que estemos limpiando, tendremos especial cuidado de que este se encuentre en la parte más baja del celular. Es decir, al momento de limpiar el auricular voltearemos el celular, para evitar con esto que algo del alcohol penetre al interior del equipo y manche nuestra pantalla.
  • Repetiremos el procedimiento varias veces, haciendo un pequeño raspado con la aguja en la rejilla para facilitar la liberación de las partículas mas pegadas. Podemos también ir soplando los agujeros de forma rápida y suave para ayudar a la remoción.
  • una vez hayamos limpiado todos los orificios, encenderemos el equipo y revisaremos una a una as funcionalidades de audio, en llamadas, videos y notas de voz.
  • Para el Jack de 3.5 usaremos las pinzas, a fin de extraer cualquier bola de algodón o pelusa que haya quedado en su interior.

Seguimos igual que antes.

Si luego de hacer todo el proceso tu equipo continúa con un sonido bajo o chirriante, es posible que la causa sea más interna de lo que puedas acceder. En este caso, no quedará más opción que llevarlo a un servicio técnico profesional que pueda hacer una limpieza más profunda con otras herramientas, o como última medida, reemplazar las piezas dañadas.

¿Puedo evitar que esto pase?

La respuesta es sí. Aun y cuando los factores ambientales y de uso cotidiano van a ensuciar estos canales, sobre todo después de un par de años de uso; algunos aspectos pueden ser tomados en cuenta para retardar esta falla o evitarla por completo.

  • Recuerda que las piezas de sonido son magnéticas, con lo cual atraerán en todo momento partículas de metal como virutas, imanes, polvo de hierro, etc. Evita exponer tu celular a estos elementos y así evitarás que la obstrucción sea profunda o que se bloqueen los componentes de sonido.
  • Al momento de guardar tu celular en el bolsillo, recuerda que este arrastrará toda la pelusa. Revisa periódicamente los orificios del celular para evitar la acumulación y compactación de algodón, polvo y tierra.
  • Si usas maquillaje constantemente o sudas de manera frecuente, recuerda limpiar con un pañito húmedo en alcohol la totalidad del equipo. Con esto evitarás que se acumule el sudor y maquillaje en cualquier parte del equipo.
  • Cada vez son menos los equipos con Jack 3.5mm. Los iPhone conectan audífonos a través del puerto lightning y los Android a través del tipo C. Por ello recuerda que la salida de audífonos será la misma que la de carga. Ten cuidado al conectar y desconectar el cable ya que, al dañar el puerto, también dañaras la capacidad de conectar audífonos al celular.

Contenido

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *